martes, 19 de febrero de 2013

Junkers Ju 88 360382, 4/9/1.943




Pocos datos se tienen de este aparato, se sabe que partió de su base en Francia y que formaba parte de un grupo de seis de la versión C-6 Zerstörer del Junkers Ju88 en una patrulla de interceptación por el Atlántico, en esa época ya se veían obligados a salir en grupos numerosos debido a las abundantes bajas que los aliados infligían a las patrullas con menos unidades. Volaban los seis en formación a una altura de entre 10.000 y 12.000 pies con rumbo Oeste, cuando divisaron el PB4Y-1 que volaba entre 6.000 y 7.000 pies, picaron sobre el y se inicio el ataque, el aparato de Blankerberg fue el que se llevo prácticamente todo el daño, incendiándose y cayendo al agua, no hubo supervivientes ni nunca se recupero ningún cuerpo. Otro aparato resulto dañado pero pudo regresar a su base junto a los otros cuatro.
La información que tenemos del combate proviene del informe del 1er. Oficial de radio del aparato americano, Joe T. Guthrie:
“Tenemos un día de vuelo sin incidentes mientras nos acercamos a la costa Española, nuestra misión consiste en volar cruzando el Golfo de Vizcaya hasta la costa Española y volver a nuestra base. Nuestro trabajo principal en el aparato consiste en avisar a nuestro piloto de todos los contactos que aparezcan en el radar. Volamos entre 6.000 y 7.000 pies de altura y tenemos muy buen tiempo, solo nubes altas.
Avistamos un grupo de 6 cazas alemanes que venían con rumbo oeste a 4.000 pies por encima de nosotros, estábamos pendientes de ellos y teníamos la esperanza de que no nos viesen y pasasen de largo, pero no fue así, inmediatamente viraron y se lanzaron en picado sobre nosotros.
No pude darme cuenta de lo que paso, fue todo muy rápido, me gire hacia mi compañero Terry Tennant (2º radio) y le dije que mandase inmediatamente un mensaje que estábamos siendo atacados por aviones enemigos. Yo pensé que todo el mundo mantendría la calma, teníamos las armas preparadas y toda la tripulación estaba en sus puestos y listos. Recuerdo que Bob Hoffman (artillero torreta superior) nos aviso que iniciaban el ataque sobre nosotros, Bob disparo duramente sobre ellos en cuanto iniciaron el descenso, la tripulación de cabina nos avisa que los instrumentos de cabina y navegación han resultado dañados y el navegante ha resultado herido por trozos de metralla en una pierna. Al mismo tiempo nos informan que el motor nº 2 ha resultado dañado y esta ardiendo y que probablemente tengamos que amerizar. Me dirijo a la zona de radar, lo enciendo, le doy mas munición a Bob y vuelvo a mi puesto. Desde que se inicio el ataque hasta que amerizamos, no pasarían mas de diez minutos, pero a mi me pareció una eternidad.”


Junkers Ju 88 C-6
Numeral: Wnr. 360382
13/Kg40


 Piloto (Fl): Lt. Gerhard Blankerberg


Observador (BO): Ofw. Bernhard Henrichs
Radio (BF): Uffz. Otto Wawris






Técnica:

Motores: 2 Junkers Jumo 211 J-1 (o J-2) refrigerados por liquido de 12 cilindros con 1,340 cv cada uno
Armamento: 3 x20 mm ametralladoras y 3 x 7.9 mm ametralladoras, 1 x 13mm cañón, como opción 2 x 20 mm ametralladoras y 3,000 kg de bombas
Envergadura: 20.00 m
Longitud: 14.36 m
Altura: 5.06 m
Superficie Alar: 54.50 m²
Peso vacío: 9,860 kg
Peso cargado: 12,350 kg
Velocidad máxima: 494 km/h a 5.300 mts
Velocidad crucero: 423 km/h
Techo: 9,900 m
Autonomía: 2,940 km


Historial:

Cuando Hermann Göring y la Luftwaffe alemana pidieron un aparato versátil de los aviones Junkers, el Ju 88 era la respuesta. El bimotor alemán entró en la guerra el mismo día que Alemania invadió Polonia, se crearon diversas versiones de este aparato adecuándolo para bombardeo, torpedero, bombardeo en picado, de apoyo a tierra, y reconocimiento. La tripulación de cada Ju 88, que se compone de un piloto, un observador, un operador de radio- artillero trasero, y un ingeniero de vuelo-artillero, sentados juntos para favorecer la comunicación. Durante la Batalla de Inglaterra, los Ju. 88 fueron puestos a prueba.
Las fuertes pérdidas llevaron a varias modificaciones, incluidos el refuerzo del blindaje en la cabina y actualizando el armamento defensivo. Durante las últimas etapas de la guerra, cuando Alemania fue sometida regularmente a los bombardeos nocturnos británicos, los Ju 88 fueron incluso utilizados como cazas nocturnos, demostrando su carácter versátil. Al final de la guerra, eran casi perfectos con un motor más potente, pero para entonces ya era demasiado tarde. Utilizado a lo largo de toda la contienda, su producción rondó los 15.000 ejemplares. Proyectado como bombardero de alta velocidad, su primer vuelo lo realizó en diciembre de 1936, con motores Daimler-Benz DB 600A que desarrollaban 1.000 CV de potencia. Posteriormente, los motores originales fueron sustituidos por dos Junkers 211J-1/2, de 12 cilindros y 1.340 CV.
Una variante específica para misiones de reconocimiento fue el Ju 88H, que se dotó de motores BMW 801 en estrella capaces de desarrollar 1.700 CV. Otra fue el Ju 88S, un bombardero de gran velocidad con motores tanto en estrella como en V BMW 801G, 1.700 CV, del que salieron de fábrica tres subvariantes. Del Ju 88 S derivó el Ju 88T, para misiones de reconocimiento. De las series H, S y T se fabricaron un total de 550 aparatos.
A finales de 1941, el avión triplaza Ju 88C-6 que estaba ya en producción sirvió como modelo base para la versión del Ju 88 como caza nocturno. Denominado como Ju 88C-6a, este modelo estaba concebido específicamente para cumplir este papel y en adición al armamento estándar se le instalaron dos MG151/20 en la parte dorsal y de tiro oblicuo, equipado con los radares de búsqueda nocturna FuG 212C-1 y FuG 220 SN-2, la malla de antenas externa reducía la velocidad del Ju 88C-6a en unos 40 km/h.










Fuentes:

Lobos Acosados – José Antonio Tojo Ramallo
Bloody Biscay – Chris Goss
Alas, Hélices y Botas – Juan Carlos Salgado
Archivo Zona Marítima del Cantábrico (AZMC) - Ferrol
http://luftwaffe-aviation-art.blogspot.com.es
www.asbiz.com



3 comentarios:

Jan7 dijo...

¡Felicidades, Agustín!

Veo que no has perdido la mano blogueando......

Un saludo.



Jan.

Agustin Ruzafa Almodovar dijo...

Muchas gracias Juan, un saludo.

Anónimo dijo...

Hola Agustín, soy Yaqgo.
Un buen artículo. Gracias por compartirlo.